Noticias destacadas

« Atrás

Potenciar el comercio exterior

En un mundo globalizado, donde las cadenas de producción se han fraccionado y los distintos procesos inmersos en esta se han esparcido a través de los continentes, el comercio exterior juega un rol preponderante sobre el crecimiento y la distribución de la riqueza a nivel mundial. La esencia de la globalización radica en la libertad de los movimientos de bienes, servicios y factores productivos, lo cual ha implicado que hoy los productos sean globales y que el made in haya ido perdiendo sentido.

Este nuevo escenario, visto desde la perspectiva de la organización industrial, cambia el foco desde las economías de escala de la producción en cadena (ícono de la revolución industrial) a las economías de escala de insertarse en las cadenas de valor global (ícono de la globalización). Vivimos en una era donde el cómo los países se introducen en la producción global marca la diferencia sobre el patrón de desarrollo futuro, erigiéndose aquí el gran desafío para la política económica de Chile en las próximas décadas. Es este análisis macroeconómico, el que motiva la creación de la Unidad de Facilitación de Comercio Exterior dentro del Ministerio de Hacienda, como piedra angular de una institucionalidad de largo plazo, que coordine los esfuerzos al interior del Estado y articule los esfuerzos público-privados en estas materias.

En concreto, la Unidad de Facilitación de Comercio Exterior tendrá como principales áreas de desarrollo la exportación de servicios (XSS) y el Sistema Integrado de Comercio Exterior (Sicex), materias en las cuales se busca fomentar, simplificar y agilizar la cadena de comercio exterior, tanto en bienes como en servicios. El área de exportación de servicios tiene por objetivo generar capacidades que permitan desarrollar y reforzar ventajas comparativas en esta materia. Para esto, se potenciarán áreas que son transversales a la exportación de servicios en distintos sectores, tales como capital humano, financiamiento, difusión y promoción. A su vez, el Sistema Integrado de Comercio Exterior tiene por finalidad aumentar la competitividad de nuestras exportaciones e importaciones, mediante la reducción de costos de transacción, reflejados en acortar tiempos, reducir trámites, simplificar operaciones y brindar soporte a la cadena de logística de comercio exterior.

Esto se materializará a través de la puesta en régimen de la ventanilla única comercio exterior, la integración de los portales logísticos (“port community systems”) y las interconexiones de estas herramientas con los sistemas del resto del mundo. De esta forma, la facilitación de comercio se aborda institucionalmente desde una mirada más amplia e integrada, sobrepasando la perspectiva clásica de agilización y simplificación, e inmiscuyéndose en la generación de capacidades y competencias que permitan generar y consolidar ventajas comparativas en esta industria.

*El autor es coordinador de la Unidad de Facilitación de Comercio Exterior, Ministerio de Hacienda.

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Modernizando el Estado